1111111

María, modelo de Caridad Cristiana

¡Los Sábados son de María! Así nos enseña la espiritualidad de la Iglesia. Hoy es un día favorable para mirar a Nuestra Madre e imitar alguna de sus innumerables virtudes.
En una sociedad donde el egocentrismo, “la malentendida lucha por la supervivencia”, la inseguridad que nos lleva a garantizar lo propio sin sensibilizarnos de las necesidades de los demás, la “supuesta comodidad” y muchísimas otras cosas raíces del egoísmo nos van haciendo cada vez menos caritativos con nuestros hermanos, nos hacen buscar solo nuestro “bien”, nos van endureciendo el corazón y deshumanizándonos.

La Virgen María, nuestra Madre, es modelo de Caridad cristiana, de donación, de entrega generosa y desinteresada, modelo de amor al hermano. Pero un amor que nace como respuesta pronta del que se siente también amado y comprometido, un amor que no busca recompensa ni aprobaciones, que no es mandado que nace de lo que ya está infundido en el corazón. Un amor que es Perfecta Caridad.
Siempre me ha llamado la atención el misterio de la Visita de María a su prima Isabel: El ángel le anuncia que su prima está en gestación, no hace falta ningún mandato María entiende lo que tiene que hacer: sale a prisa a la montaña a ponerse al servicio, a amar, a donarse…
No tengamos miedo de ser como María, salgamos con audacia al encuentro de la vida, al encuentro de nuestros hermanos, de sus necesidades, brindemos amor, alegría, descanso… que Dios en su Providencia nos recompensará.
Pidamos por intercesión de Nuestra Madre que se encienda nuestra Caridad, que se haga cada vez más Perfecta, más concreta, más comprometida, que toque nuestros ambientes (no pensemos hacer el bien a los que tenemos lejos, empecemos por los que están cerca, por los que para nosotros son más difíciles: seamos caritativos con nuestros padres y hermanos, con nuestros compañeros de trabajo y estudio). Ofrezcamos en este día y todos nuestros días el Santo Sacrificio de la Caridad.

¡Santo Sábado acompañado de la Virgen!

Clara E. López T.

ECOS

About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Reflexión para la vida