Desafíos de la educación católica en ESA IV

Después de una mañana de trabajo muy productiva el miércoles 10 de mayo, el encuentro ESA IV continuó en la tarde con minicursos y una conferencia del Dr. Carlos Gómez Restrepo, sobre la escuela católica.

Durante dos horas los asistentes estuvieron participando en los minicursos que ofrecían 11 temáticas diferentes, como “sala de aula divertida”, “metodologías activas: desafío oportunidad”, y “aportes de la neurociencia educacional al educador”, entre otros. Cada persona eligió previamente la temática de su interés y durante los siguientes dos días del encuentro podrá continuar asistiendo al curso en el que participó el día de hoy.

Luego de un corto receso se continuó con la ponencia del Dr. Carlos Gómez Restrepo, “La escuela católica signo de esperanza y compromiso con la Iglesia y la sociedad en América”, una exposición cargada de espontaneidad, muy dinámica y envolvente, que fue aplaudida de pie por los asistentes.

En su presentación, el Dr. Carlos hizo la invitación a tener escuelas que vayan más allá de educar en valores, respondiendo a las necesidades actuales y a las expectativas de la gente, educando en ciencia, deportes, dando la posibilidad de intercambios culturales y propiciando el espíritu crítico en los estudiantes. Adicionalmente expuso que la escuela católica debe ser “un espacio para la democratización de la sociedad” ya que “puede poner a toda la gente a competir en igualdad de oportunidades”.

Igualmente habló sobre las tensiones de la educación católica: cobertura – calidad, calidad – finaciamiento, lo público y lo privado, servicio de los pobres y estabilidad financiera, ética cristiana y ética civil, el ideal y la realidad, diálogo entre religión y ciencia y el carisma religioso y laicado.

Por otro lado, ante la pregunta ¿qué hace que una propuesta educativa sea católica?, expuso como respuesta la capacidad de presentar a Jesucristo y anunciar explícitamente el Evangelio, pero con procesos frescos y renovados, construyendo una comunidad incluyente y justa. Invitó a la innovación, a revisar los criterios de la salesianidad, encontrar respuestas educativas a los problemas políticos y a enseñar a pensar lógicamente y con argumentos.

Como conclusiones, el Dr. Gómez Restrepo habló de que la educación católica debe llevar a todos a procesos de esperanza, entendiendo el protagonismo de los laicos católicos, inyectando sueños a los jóvenes, aprendiendo que es más relevante ser significativos que necesarios e importantes, rompiendo la vocación de pasado y sobre todo preguntarse ¿qué horizontes se quieren alcanzar y qué riesgos están dispuestos a asumir?

La jornada del miércoles finalizó con la oración, en la que la Familia Salesiana reunida, agradeció a través del signo de la espiga, que debe ser custodiada, así como el proyecto educativo pastoral.

Fuente:

http://salesianosmedellin.org/index.php/component/content/article?id=292

 

About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Noticias de vida