La Vida es un regalo, regálala!

Lema pastoral 2017-2018

La vida humana es un don, es un regalo de Dios,  pues hombre y mujer están creados a imagen y semejanza de Dios. Los regalos se reciben con agradecimiento y, de alguna manera, nos vinculan con aquellos que nos los dan. Por eso, el cristiano recibe la vida humana con gratitud y, ante ella se siente responsable.

Descubrir la llamada que Dios hace a cada persona en particular, es una responsabilidad que debe ponernos siempre en camino y se hace concreta en un proyecto de vida.

El Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. (Sínodo de los Obispos XV Asamblea). Propuesta que toca fuertemente nuestra identidad salesiana en la creación de la cultura vocacional y en hacer del discernimiento nuestro estilo de vida. (#35 CGXXIII).

 Para este año pastoral 2017-18 proponemos como lema “La vida es un regalo. ¡Regálala!” (Reflejos de Luz).  Luego de hacer un viaje de vuelta al corazón oratoriano, continuamos nuestro itinerario ampliando la mirada con los jóvenes, siendo misioneras de alegría y esperanza, para reforzar la idea y la necesidad de que aquellos que nos sentimos seguidores de Jesús de Nazaret descubrimos que dar la vida a Jesús y con Él a los demás supone multiplicarla, ensanchar el corazón.

El que entrega su corazón a Dios y con Él a los demás hace que la vida cambie. A veces, nuestro corazón de piedra no nos  deja ver lo maravilloso que es seguir a Jesús, pero cuando lo descubres y te dejas modelar por Él surge ese gran corazón que te hace ver la vida de otra manera y descubrir la alegría de seguirlo: “Quien entrega su vida por mí, la encontrará”. (Mt. 16, 25)

Entregar, dar, compartir, ayudar, colaborar, respetar, perdonar, unir… son verbos que orientan, de algún modo, nuestra vida como cristianos. Nuestra riqueza no está en el tener, sino en el ser. Y ser ante Dios y con Dios, para los demás, para el mundo y para nosotros mismos, diciendo “voy yo”. Jesús nos regala sus dones para que demos buenos frutos de fe, amor, paciencia, amabilidad, bondad, alegría, paz…

La vida es un regalo, regálala, que a lo largo de este año pastoral nos dejemos modelar por Jesús, el GRAN REGALO en nuestras vidas.

 

Pastoral Juvenil ANTILLAS-FMA

About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Reflexión para la vida  |  Leave a comment

Leave a reply