Los propagandistas católicos advierten a los políticos de que su religión es mayoritaria

1479060506_350915_1479060691_noticia_normal_recorte1

No quieren convertirse en partido político pese a que son multitud los católicos que lo piden, pero sí hacerse notar sin prejuicios en la vida pública. Es la intención declarada este fin de semana por la Asociación de Propagandistas Católicos (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, que este mediodía cerraron su congreso “Católicos y Vida Pública” con un manifiesto inequívoco. “Pedimos a las autoridades españolas que no olviden que la religión católica es mayoritaria en nuestro país”, dicen.

Leopoldo López Gil, padre del preso político venezolano Leopoldo López Mendoza, pronunció la ponencia de clausura, que incluía unas notas escritas por su hijo desde la cárcel. “Estamos presos, pero somos libres. Nuestros cuerpos están encerrados, pero nuestros pensamientos son libres”. Los congresistas subrayaron puestos en pie y con un largo aplausos esas palabras, que inspiran el manifiesto del encuentro. “En este momento en el que muchas certezas parecen tambalearse y el camino se hace difícil, reafirmamos los valores cristianos como los cimientos para edificar una sociedad mejor. Defendemos que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Un derecho que incluye la libertad de creencia, así como la libertad para manifestarla, individual y colectivamente, en público y en privado”, dice.

El lema de este congreso Yo soy cristiano. Hechos y propuestas es una reafirmación de esas esencias, según la explicación del presidente de la ACdP, Carlos Romero. Imita los clamores ciudadanos escuchados en todo el mundo en solidaridad con las víctimas de los atentados terroristas que hace exactamente un año costaron la vida a 137 personas en una discoteca y otros espacios públicos de París. “Clamábamos entonces ‘Je suis París”. Ahora decimos “Yo soy cristiano”. Hay que quitarse la vergüenza de ser cristiano. A veces escucho que los cristianos no estamos bien vistos. Hay que quitarse esa idea y ser optimistas. Que se vea que estamos en todos los ámbitos de la vida. No es cuestión de números, sino de presencia”, concluye Romero.

El congreso, que ha congregado a más de mil personas, lo abrieron el viernes el nuncio del Papa en Madrid, el arzobispo Renzo Fratini, y el consiliario nacional de la ACdP y obispo de Guadix-Baza, Ginés García Beltrán. Dirigido por Rafael Ortega, ha contado entre los ponentes con el ex director gerente del FMI, Michel Camdessus; el ex director general del Banco Santander, Joan David Grima, de la Iglesia evangélica (protestante), y Eric Halverson, miembro de la Iglesia ortodoxa. Destacó la presencia de cristianos perseguidos por el hecho de serlo y otros que huyen de guerras o de la pobreza, entre otros el misionero Luis Montes y el laico Jaume Vives, procedentes de Irak. El manifiesto se hace eco de esas presencias al reclamar a las autoridades internacionales “que luchen infatigablemente por proteger a los cristianos perseguidos en todo el mundo”.

JUAN G. BEDOYA, Madrid 13 NOV 2016.

About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Noticias de vida