Morir es Vivir

Dar el salto a la eternidad
ver la nueva luz brillar
y tu rostro, oh Dios, contemplar
el banderín de fidelidad izar.

Cara a cara, Señor, contemplarte
tu amor experimentar
sin ninguna traba, amarte
sin velo tu faz admirar.

Gozar de tu plenitud
en la otra orilla, al saltar
y ya en la eternidad
contemplar, gozar, amar.
,
Ya cruzaste, papa querido
de la eternidad, el umbral
ya Dios te ha recibido,
te amo, descansa en paz.

En estos momentos fuertes
el Señor se hace cercano,
se acepta con fe la muerte
se siente el apoyo hermano.

Gracias, queridas hermanas
por su cariño y cercanía
por la oración elevada
por mi padre y mi familia.

Nuestra madre Auxiliadora
les recompense también
les bendiga en esta hora
y acreciente nuestra fe.

images (2)

Sor Petra Elena González


About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Reflexión para la vida