Signos de la JMJ en Cuba -Comunidad de Manzanillo

En estos días estamos viviendo en Cuba los momentos importantes para todos los católicos y sobre todo para nuestros jóvenes cristianos. En nuestra isla están presentes dos símbolos de JMJ: la Cruz peregrina, que desde 1984 San Juan Pablo II entregó a los jóvenes del mundo y el Icono de la Virgen bajo el título Salus Populi Romani. Como los signos llegaron a Cuba por el oriente, nuestra comunidad de Manzanillo fue la primera de las cuatro que pudo gozar momentos de oraciones cerca de la Cruz.

Los símbolos llegaron a Manzanillo sábado 21 de octubre 2017, desde Bayamo. Con el obispo Alvaro Beyra, sacerdotes de las parroquias cercanas- Niquero, Media Luna, Campechuela, Yara, B. Maso participamos en una procesión desde la Avenida de 1 mayo hacia la Iglesia parroquial de la Purísima Concepción. En modo especial sor María Oanh se concentró con el grupo de los adolescentes entorno del Icono de la Madre de Dios y sor Anna Łukasińska con el grupo de los juveniles, cargando la Cruz.

 Celebramos la misa festiva, con posibilidad de venerar personalmente la Cruz. Por la tarde sor Hilda Bastidas junto con un grupo de catequistas preparó una hora de oración desde las 2.00 pm a 3.00 pm, encomendando las intenciones de cada grupo de la catequesis. Volvimos a la iglesia a las 7.00 pm acompañando a los símbolos y sor Cecilia Molina empezó la oración con la presencia de más de 50 niños y padres de nuestros centros de los campos: Moscú, San Antonio, Monte Alto y Faxas. A las 8.00 pm participamos con ellos la Misa dominical y después de la merienda todos regresaron a sus hogares.

Sor Anna preparo la vigilia de oración con cantos, oraciones, el Vía Crucis y posibilidad de confesarse para los jóvenes, junto con un grupo de 20 personas nos quedamos hasta medianoche. Después de un rato de descanso de nuevo sor Anna, con un grupo de 12 juveniles vinieron a la Purísima, para recoger los símbolos de la JMJ y llevarles a Guáimaro en la diócesis de Camagüey, donde a las 10.00 am, el la presencia de Mons. Willy, participaron de la Misa, rezaron con otro grupo de jóvenes confiando sus sueños sobre la fe sin miedo y viaje a Panamá en 2019.

 

Sor Anna

 

 

About the Author:
Llegamos al país en el 1937, para la educación y evangelización de los jóvenes
Posted in Noticias de vida